PlayStation Vita A Primera Vista

Cuando faltan un par de semanas de su lanzamiento occidental, tenemos la nueva portátil en nuestro poder. A continuación, nuestra primera impresión.

El jueves pasado Sony Chile realizó con bombos y platillos el evento de lanzamiento su nueva consola portátil, la PS Vita. Tenemos una en nuestro poder, hemos jugado sus demos y visto sus virtudes y defectos... así que, con ustedes, nuestro "A primera vista".

Primero, la consola. El equipo tiene un empaque y presentación relativamente similar a lo visto en la PSP, con conexiones eléctricas adecuadas a las tomas de corriente que tenemos en esta parte del mundo y dejando en el pasado los adaptadores o transformadores de voltaje. Su, caja, instructivos se encuentran completamente en español y portugués, al igual que sus pólizas de garantía.

La PS Vita es algo más grande a una PSP tradicional, cuenta en su parte superior con el botón de encendido, el volumen y la entrada para los cartuchos y una salida auxiliar. En la cara inferior encontramos la conexión para salida USB (que también se utiliza para cargar la batería), al entrada para la tarjeta de memoria y la conexión para audífonos que, a diferencia de la PSP, es 100% estándar.

La cruceta direccional es más pequeña de lo visto en los controles de la familia PS y su tamaño es similar a la cruz de Dreamcast. Los sticks análogos superan ampliamente al diseño de su antecesora, se sienten particularmente cómodos y cuentan con una especie de granulado que delata el movimiento del control, de manera similar (nuevamente) al análogo de la última consola de Sega.  Los botones superiores (L y R) siguen como siempre, mientras el cuadrado, el triángulo, el circulo y la equis tienen un tamaño menor al usual del resto de las plataformas Sony. Cuenta con una cámara frontal y una trasera, mientras en la esquina inferior izquierda encontramos el botón PS (o Home) y en la inferior derecha los inmortales Select y Start.

El tamaño de los controles tiende a ser más pequeño de lo usual debido al protagonista del equipo: su pantalla. Cuenta con una OLED táctil de 5 pulgadas, cuya resolución alcanza los 960 por los 544 pixeles, que brilla con fuerza, definición y vivo colorido. La implementación táctil resulta amena, de bajo input lag y con énfasis en la precisión sobre toda su superficie, sin decaer en esquinas o algún otro sector. Algo similar podemos decir de su superficie táctil trasera, también de 5 pulgadas.

La PS Vita resulta cómoda al tacto, sobretodo para quienes conocen bien los controles Dual Shock. Si bien no alcanza a sentirse como un control, su tamaño y diseño hacen que sostener y acostumbrarse a jugar en la PS Vita sea un proceso rápido, simple y bastante amistoso para con el usuario. La integración y uso de una superficie táctil trasera es simple, e incluso diría que -para algunos- su uso pasará a ser algo natural al rato de haber comenzado a jugar.

La consola que tuvimos en nuestro poder venía precargada con 9 demos. Entre ellas la primera en destacar es Uncharted: Golden Abyss, un juego que visualmente pareciese no tener nada que envidiarle a sus pares de PS3 y -a pesar de lo breve de la demo- se nota que los muchachos de Bend Studios entendieron bastante bien el ADN del gameplay de la saga (además de darle un gran uso a la pantalla táctil con los menús contextuales). Otro de los títulos que destaca (sobretodo visualmente) es Wipeout 2048, juego que parece beber directamente del motor de juego de las entregas de PS One... pero con gráficas made in 2012, con mucho estilo y vertigo gracias a un interesante juego de gravedad y de "hacia dónde es abajo", tal como F-Zero X.

FIFA 12 realiza un competente trabajo visual y uno mejor capitalizando ambas pantallas táctiles, utilizándolas para pasar, disparar a porteria y varias funciones más. El juego fluye de excelente forma, las novedades al control funcionan y todo se integra orgánicamente a un motor de juego que se ha consolidado mucho durante los últimos años. Gravity Rush mezcla la inventiva, un diseño plenamente nipón y una lúdica mirada a las posibilidades táctiles del equipo, mezclándolas con interesantes y rápidos tiros de cámara y una pizca de rol, mientras que Escape Plan puede el potencial de ser un interesante título de puzzles, sobretodo aprovechando la pantalla táctil y el giroscopio.

Otros títulos como Little Deviants aprovecha las pantallas táctiles y las cámaras para -entre otras cosas- mini juegos de realidad aumentada. Resulta entretenido y atractivo para niños, jugadores casuales y principiantes... pero de no recibir apoyo, mayor profundidad o algo que ayuda a proyectar algo más de trascendencia, quedará como otro juego de realidad aumentada que parece más una demo técnica o un relleno.

El resto de los juegos ofrece y cumple, pero no ayudan a fortalecer la grilla de títulos disponibles para Vita. Virtua Tennis 4 continúa la línea de su par de consola de sobremesa, pero (al menos en la demo) parece ser un poco más apagado y el uso que da a la pantalla táctil carece de inspiración. Modnation Racers: Roadtrip es un buen clon de Mario Kart, pero también tiene poco desmarque y se siente bien, pero algo genérico, mientras que Hot Shots Golf: World Invitation cumple con entregar un gameplay atractivo y muy familiar para los fans de esta saga.

Ver en YouTube

El equipo cuenta con una propuesta tecnológica sólida y directa, visual con dosis de inventiva. Sin embargo y a pesar del atractivo de su gran pantalla pero su tamaño, importancia y exceso de exposición pide a gritos una mica protectora o algo similar.  La consola es grande y a pesar que sin dudas es una "portátil", puede resultar algo difícil de transportar con tranquilidad y un limitado espacio. Su material es similar al de la PSP, así que las manchas, los "deditos" y las huellas dactilares serán un escenario común en la superficie de la Vita.

Otro tema sensible es el de los tiempos de carga. Por ejemplo, en juegos como Wipeout 2048, los loads llegaban al minuto de duración (!!!), mientras que en Modnation Racers: Roadtrip se acercaban a los 50 segundos, duración que supera los estándares de hoy y probablemente la paciencia de algunos jugadores. Hay que rescatar también que esto no es norma; los tiempos de carga de Uncharted, FIFA y Escape Plan son desde breves a aceptables, sin ser tediosos ni exagerados. Finalmente (y a pesar de no estar atado directamente al equipo), el precio de la consola y sus memorias pueden ser un tema, lo último especialmente debido a la posibilidad adquirir juegos vía descarga pagada a un precio un poco más conveniente.

Como lo dije en el artículo anterior, sin dudas el saldo termina siendo positivo. La PS Vita tiene un gran potencial y juegos que aprovechan dichas virtudes, pero -como en toda consola- son los juegos los que marcan y marcarán la diferencia, los que tienen por misión aprovechar sus posibilidades, características y hardware. Dentro de los juegos que tuvimos a nuestra disposición, hay títulos visualmente lujosos, otros muy bien implementados, algunos que parecen de consola de sobremesa y otros que no potencian con fuerza una consola que necesita consolidar su propuesta.

Al ser una PS Vita wi-fi con un firmware previo al lanzamiento oficial de la consola, no fue posible ver en profundidad algunos temas (como la duración de la batería)... pero la consola tiene bastante que decir y pretende demostrarlo con la fuerza que estuvo ausente en su lanzamiento japones. Veremos si la Vita puede hacerse de un espacio en el -ahora- cambiante mundo de los videojuegos portátiles... y cuenta con el potencial para lograrlo.

Links: 

PlayStation Vita: A primera vista en video (Niubie)

Más sobre PlayStation Vita en Niubie

powered byDisqus