Corte de California ordena a Gamestop a poner advertencias de posibles pagos extras en juegos usados

Y finalmente, una medida que apunta a los verdaderos responsables del problema del mercado de segunda mano.

Baron and Budd es una firma de abogados de California, Estados Unidos, que solicitó a la corte del estado algún tipo de medida contra Gamestop a causa la venta de juegos usados. Concretamente, por el hecho de que aún cuando muchos titulos indicaban en su caja que venían con "contenido descargable gratuito", si se quería acceder a ese contenido había que pasar por caja y pagar USD $15, ya sea para acceder al multijugador de los juegos con online pass, o para DLC gratis disponible solo en las copias nuevas.

Y la corte resolvió a favor de Baron and Budd, obligando a Gamestop a poner advertencias y etiquetas -en las mismas tiendas y en su sitio web- a todos los juegos usados que vendan de aquí a los próximos dos años, indicando que es posible que haya que pagar para acceder a algunas porciones contenido del juego (no todos vienen con DLC gratuito o pases en línea, de ahí el condicional).

No fue lo único, ya que también se tendrá que compensar a los usuarios que hayan comprado algún juego y además tuvieron que pagar por algún pase en línea o contenido descargable que en una copia nueva hubiese venido desde la caja. Quienes sean parte del sistema de socios de Gamestop recibirán un cheque por USD $10 y un cupón por USD $5, mientras que los que no estén asociados recibirán un cheque por USD $5 y un cupón por USD $10.

La cuestión es que la resolución judicial es inédita y por primera vez se ataca a los verdaderos causantes del problema de los micropagos y el contenido de pago post-venta, que no son otros que las grandes cadenas que venden juegos usados a precios de novedad, le pagan al usuario en crédito (y no en dinero contante y sonante), y se quedan con ganancia completa porque no le dan un mísero centavo a quien edita el juego. Y es que si un juego tipo novedad se vende usado en Gamestop a USD $50, esos cincuenta billetes verdes entran totalmente limpios a la tienda. En cambio, un juego nuevo a USD $60 con suerte le reportará un cuarto de la ganancia, de ahí a que el negocio de los usados sea tan rentable y jugoso para las tiendas.

Por ahora, la medida se extiende solo por el estado de California, pero en la firma ya están iniciando los movimientos para que esto se extienda a otros estados dentro del país; por su parte, Gamestop ha dispuesto de un sitio en Facebook para que los compradores puedan hacer válidas sus compensaciones. Pequeña pero importante victoria que seguramente muchos van a agradecer.

Link: Baron and Budd Reaches Settlement with GameStop Regarding Downloadable Content (DLC) and Used Video Games (Business Wire)

powered byDisqus