NB Labs: Trials Evolution

Trials regresa a Xbox Live Arcade, potenciado a su máxima expresión.

Plataformas: Xbox 360 (Xbox Live Arcade)
Desarrollador: RedLynx
Distribuidor: Ubisoft/Microsoft Studios
Precio: 1200 MS Points (USD $15)

Hace casi tres años atrás, me tocó presenciar la llegada de un juego que en ese momento no tenía ni un nombre tan potente -para el escosistema consolero- ni tampoco se sabía exactamente a que apostaba; Trials HD fue de esos éxitos que aparecen de forma silenciosa y que se ganan su reconocimiento a punta de calidad. Para Trials Evolution la situación es radicalmente diferente, ya que RedLynx tenía la obligación de construir una secuela que estuviera a la altura, quizás no reinventando el concepto, pero sí innovando lo suficiente y ofreciendo algo con tanta sustancia como para preguntarse si acaso este es el Trials definitivo.

El núcleo de este nuevo Trials no cambia prácticamente en nada respecto a Trials HD: hay que llegar al final del circuito en el menor tiempo posible y evitando las fallas al máximo. Luego, la verdadera aventura está en ir descubriendo los circuitos, memorizando obstáculos y mejorando la sensibilidad de las manos hasta llegar a dominar el control de forma perfecta. Trials Evolution, al igual que su antecesor, es una oda a la habilidad y que deja muy pocas cosas al azar.

La idea detrás del concepto es tan simple que asusta, pero no sería nada si no se le rodea de un envoltorio llamativo y coherente. En Trials Evolution lo que manda por sobre todas las cosas es el diseño de los circuitos, tanto en su estructura como en su presentación visual. Ningún circuito es imposible de superar (ni siquiera los de dificultad extrema), y hasta los más sencillos ofrecen un desafío decente dentro de las primeras horas de juego. La curva de dificultad, a medida que se avanza por el modo de carrera, parece estar balanceada de muy buena manera aún cuando queda la sensación de que este Trials es un poco más sencillo que el anterior. Aunque debo aclarar que ya tenía unas cuantas -quizás muchas- horas de juego en Trials HD, por lo que dominar el control en realidad fue recordar como se jugaba.

El motor de físicas y colisiones sigue estando a la altura, y si en RedLynx dicen que se hicieron ajustes al sistema, no son radicales ni cambian demasiado las cosas. Por más que lo parezca, ningún salto es imposible de realizar, y hay muchas ocasiones en que las piruetas y volteretas son un recurso necesario de dominar para ganar milésimas de segundo que puede hacer grandes diferencias a la hora de ver los tableros de marcadores.

Trials Evolution apuesta otra vez por potenciar la competitividad al máximo. Y para eso, utiliza un esquema tan sencillo como efectivo: al momento de correr en cualquier pista, un punto y un nombre indican el rendimiento de los amigos que hayan jugado en aquel circuito. La idea es extremadamente simple pero da bastante juego, y una vez completado el circuito, al jugarlo de nuevo solo se muestra en pantalla el rendimiento de los amigos que hayan sacado un mejor tiempo. Esto sirve principalmente para dos cuestiones: optimizar el rendimiento propio en ciertas secciones -por ejemplo, la forma de encarar algún salto específico-, y a la vez, para "hacer picar" al jugador y motivarlo a ser el más rápido. Todo depende del nivel de competitividad de la persona: yo mismo me vi varias veces jugando hasta media hora un mismo circuito, solo para quedar primero en la lista.

El modo de "campaña" del juego agrupa las pistas en diferentes niveles de dificultad separados por eventos, y nuevas pistas se desbloquean con cierto número de medallas conseguidas a lo largo del juego (y superando un mini tutorial de introducción a la nueva dificultad). Pero además, se agregan también algunos eventos independientes a modo de desafíos, y que incluyen pruebas tan variadas como avanzar lo máximo posible en skies, o evitar que se nos caiga una bola de acero puesta sobre la moto, volar la mayor cantidad de metros en un salto, balancearse por trapecios o hasta en un nivel tipo Splosion Man, con el piloto explotando y rebotando por plataformas. Por variedad Trials Evolution no se queda, y menos cuando todos los extras van siempre de la mano con el tablero de marcadores y el punta de los amigos que juegan Trials.

Visualmente el juego muestra una notable mejoría respecto al anterior Trials HD, aunque gran parte de la culpa tiene que ver por el cambio de ambientación; aquí se dejan de lado los entornos claustrofóbicos y se le da la bienvenida a circuitos abiertos y con todo tipo de paisajes, ya sea urbanos o campestres. Los circuitos parecen muy vivos y nunca estáticos, ya que hay varias cosas que suceden de fondo y que hasta sirven como distracción: el tráfico de una calle, explosiones o hasta los relámpagos y la lluvia. Además, el juego se mueve con una fluidez que hasta llama la atención: en ningún momento anda a tirones y los 60 cuadros por segundo se sienten fijos en todo momento. Quizás el único pero que se le puede poner a su presentación es el soundtrack: incluye melodías con bastante hard rock, pero jugadas 5, 6 y 7 horas, se hacen escasas y repetitivas al punto de que los no aficionados al estilo perfectamente van a terminar cansados de escuchar lo mismo.

Una de las cosas más resaltadas por RedLynx fue el editor de circuitos, el mismo que utilizaron en el estudio para crear las pista del juego. Y cumpliendo con lo prometido, se puede decir que efectivamente es gigante: trae un montón de parámetros modificables y ajustables para crear lo que uno quiera. Para no asustar a nadie, viene en dos versiones -básica y avanzada-, y ya a una semana desde el lanzamiento se pueden encontrar una cantidad de pistas creadas por los usuarios (de todas las calidades) que hablan de que su inclusión fue todo un éxito, y corrige además uno de los peores desaciertos del anterior Trials que limitaba un poco las opciones para compartir circuitos. Quizás el único lastre de este editor está en el control, pero pedir ratón y teclado parece un imposible.

Y por último pero no menos importante, el modo multijugador. En Trials Evolution, hasta cuatro jugadores pueden competir en modo local o a través de Xbox Live, y la premisa es la de siempre aunque la ejecución cambia un poco: llegar a la meta antes que el resto, esta vez en tiempo real. Y digo cambia, porque los circuitos de este modo son un poco más sencillos que los de la aventura principal, aunque se entiende esto como una forma de potenciar la velocidad y la rapidez al completar las pistas, evitando que la gente se trabe de forma innecesaria en secciones complejas. La idea es llegar rápido a la meta y sin complicarse demasiado.

Trials Evolution le hace totalmente honor a su nombre, evolucionando y llevando un paso más adelante todo lo visto y jugado en Trials HD. Los circuitos tienen un diseño soberbio, su presentación es mucho más efectiva, la campaña tiene más pistas y más variedad gracias a los eventos extra, el motor de físicas y colisiones mantiene el nivel, y el editor de circuitos está mejorado al extremo. En pocas palabras, esta secuela potencia al máximo todos los apartados exitosos y mejora los pocos que necesitaban algún retoque; tanto así, que se puede decir perfectamente que Trials HD, con su impecable calidad, se hace un juego innecesario para los que nunca probaron un Trials antes. Trials Evolution se queda ahí, muy cerca de la perfección, casi tanto como sacar medalla de oro en una pista extrema; una oda a la habilidad y al buen hacer.

Con todo, la pregunta del primer párrafo se responde sola: sí, este es el Trials definitivo.

Lo imperdible:

- Más y mejores pistas
- El editor de circuitos
- La forma en que se potencian los tableros de marcadores y la competitividad
- Trials en su máxima expresión
- La Gigapista

Lo no tan imperdible:

- La banda sonora se queda algo corta

¿Qué significa esto?

powered byDisqus