NB Labs: Fez

La realidad es percepción. La percepción es subjetiva.

Plataformas: Xbox 360 (XBLA), pronto en PC.
Desarrollador: Polytron
Distribuidor: Polytron Corp / Microsoft Game Studios
Precio: 800 MS Points

De vez en cuando aparece un juego peculiar, extraño y atemporal. De vez en cuando aparece un juego cuyo nivel de inspiración parece tan sólido como su ejecución y premisa. Fez es un título de aquellos, uno que difícilmente se parece a algo que hayan jugado antes y un verdadero homenaje a la era de los 8/16 bit y a las buenas ideas.

En Fez tomaremos el rol de Gomez, quien despierta como cualquier día en su pequeña y plana villa hasta que hace contacto con un extraño y enorme cubo dorado. El cubo explota, dividiéndose en pequeños cubos esparcidos por toda la realidad de Gomez, cubos que es necesario reunir para evitar que su universo colapse... pero la exploción tuvo una consecuencia: Gomez puede ver distintos planos de su realidad, pudiendo girar todo en 90 grados.

A pesar de ser un juego de gráficas retro, la perspectiva es factor crucial en Fez, cuya mezcla de distintos planos, puzzles y extención hacen de este título un exponente tan extraño como encantador. La mencionada habilidad del protagonista es parte de lo que hace a Fez único: no es un juego en 2D propiamente tal pero tampoco es un juego de plataformas en 2,5D. Gomez puede ver y recorrer los escenarios girando su plano en 90 grados a la derecha o izquierda cambiando la manera en que se desenvuelven las plataformas, acercando o alejando lugares y cambiando brusca y brillantemente la dinámica de juego.

Fez es un juego de plataformas donde los colores, la aparente simpleza y los pixeles abundan. Su estilo visual es un claro homenaje a la era de los 8 y 16 bit... pero su fórmula de juego lo hacen un híbrido: no podría haber aparecido hace 20 años, ya que cuenta con gráficas poligonales pero tampoco representa a los juegos de plataforma de la presente generación. Es tanto lo que se ve como lo que está escondido a un plano de distancia, con un diseño de escenarios muy bien trabajado, altamente inspirado y lleno de atractivo jugable.

Este juego no se guarda nada: desde un comienzo, su inspirada atmósfera retro y su desconcertante inicio enganchará a varios jugadores, especialmente a quienes vivieron en control propio las delicias clásicas de finales de los 80s y comienzos de los 90s. Por su parte, el juego presenta una duración admirable, digna de un juego ambicioso pero humilde; es necesario terminar el juego más de una vez para poder apreciar todos sus recovecos, secretos y descifrar todos sus puzzles, entregando fácilmente desde 15 hasta 30 o más horas de juego.

Los tutoriales son pocos, las pistas contextuales y los secretos son innumerables. Fez es una fresca respuesta a todos los jugadores que buscan títulos vastos, no lineales, llenos de complejidad y de gran duración; no hay castigo por morir, vidas límite, tiempo o alguna excusa para desmotivar al jugador. En Fez tenemos a los jugadores utilizando y controlando a Gomez versus la complejidad de los puzzles y los encantos de su 'plano' mundo.

Visualmente Fez es una maravilla, un juego que justifica a los llamados artistas del pixel. El diseño, uso de los colores, los hermosa e inteligentemente cuadrado de su mundo es un extraño viaje al pasado con un juego que de pasado sólo tiene parte de su fórmula visual. Pocos juegos pueden llegar a ser tan sencillos pero atractivos, tan simples pero llenos de detalle; su identidad es clara, viva, marcada e inspirada que sirve a su propósito de juego, ya que no luce retro porque sí.

Esta identidad visual va acompañada de un gran aparatado de audio. Fez posee tonadas relajadas, tenues e incluso tranquilizadoras y cuenta con efectos de sonido que harán que muchos fans de los 8 bit recuerden sus viejos tiempos (atentos al sonido de apertura de los cofres). Los saltos y sonidos comunes representan cabalmente la época que homenajean sin dejar de lado el poder de los sonidos bajos y vibrantes que entregan fuerza a lo que podría creerse son 'soniditos'. Finalmente sus controles son sencillos, adecuados a la experiencia de juego y jamás se transforman en un elemento negativo.

Ha sido tal el llamado a "lo clásico" que muchos jugadores han optado por disfrutar Fez de esa manera; interpretando sus códigos visuales, tomando lápiz y papel para dibujar mapas y recordar puertas secretas. Este juego hará sonreír más de una vez a quienes llevan años en el mundo de los videojuegos, generando una rara sensación de nostalgia mezclada con novedad. Más aún si notan sus homenajes a Zelda, Tetris e incluso algún meme actual.

Podría continuar y detallar profundamente a Fez... pero es un juego de esos que -para disfrutarlo como corresponde- hay que descubrirlo; es un título extraño, diferente, lleno de personalidad, inspiración, homenaje y carísma. Quizás no sea del gusto de todos los jugadores (por la supuesta sencillez de sus gráficos, la dificultad de sus puzzles o lo calmado de su ritmo de juego), pero ejecuta a la perfección lo que busca su formula y su planteamiento; si enganchan con su estilo no queda más que disfrutarlo.

Si jugaron títulos en cartuchos en la era de 8 y 16 bit, si quedaron marcados por esos clásicos y desean un juego que vaya en contra de las convenciones de hoy que rechazan, deben -por lo menos- probar este juego... la experiencia lo merece.

Ver en YouTube

Lo imperdible:

- Excelente trabajo visual y de pixeles al servicio del motor de juego
- Gran personalidad y excelente uso de la música y el audio
- Original y llamativa propuesta
- Bajo precio y larga duración

Lo imperdonable:

- Más de alguien lo desechará por su "sencillez" y la falta de pistas

¿Qué significa esto?

powered byDisqus