NB Labs: Pro Evolution Soccer 2013

Llega uno de los juegos más interesantes de este año con la promesa de ser (otra vez) la versión definitiva, y aunque es un paquete entretenido no vive sin una larga lista de traspiés.

Plataformas: PC (analizada), Xbox 360, PlayStation 3 (analizada)
Desarrollador: PES Productions
Distribuidor: Konami

Nuevo año, nuevo Pro Evolution Soccer. Como todas las ediciones, la última entrega de esta franquicia promete acercarse mucho más al deporte rey y a los propios jugadores que participan en la cancha de verdad. Luego de llenarse con grandes mejoras - muchas con nombre y apellido - el juego de Konami demuestra que el rumbo está más claro que antes. Sin embargo, no es todo positivo en una saga que vive uno de sus peores momentos.

Minutos antes de entrar a la cancha

En esta edición lo primero que resalta es su enfoque latinoamericano, algo que no debería sorprender cuando anuncian cosas como carátulas especiales para la zona y la integración del campeonato brasileño. De partida somos recibidos con una buena presentación y tonadas pegajosas como On The Top Of The World de Imagine Dragons y Ai Se Eu Te Pego de Michel Teló, algo que se agradece aún cuando el apartado musical es netamente un tema de gustos. Están quienes apagan los altavoces, y quienes no tendrán reparos en escuchar ritmos latinos.

En términos de presentación la franquicia no defrauda y en esta ocasión tampoco, al menos en algunos menús que se han hecho un poco más difíciles de navegar - algo que me sorprende bastante viniendo de este juego. Algunos otros se mantienen intactos, como la fácil administración de escuadra, o el menú de pausa que no ha sufrido cambio alguno hace varios años. Por ahí hay espacio para replantear mejor las cosas, pero por ahora nada que haga patalear a alguien.

Sumándose al brasileirão entero hay varios equipos famosos licenciados y muchos estadios reales, pero el fantasma de las licencias sigue ahí: North East London, Rovaneche, etcétera. Hay ligas completas como la Liga BBVA - con sus 20 campos presentes - y la Serie A para el bien de los fanáticos, pero la ausencia de varias otras le quita profundidad al juego, haciéndolo ver pobre aún cuando hay varios equipos importantes de otras ligas presentes como pasa en el torneo portugués. Errores como la nula posibilidad de hacer jugar equipos de Copa Libertadores contra aquellos de UEFA Champions League pasó a ser de un descuido del año anterior a una característica imperdonable hoy. Mas aún si estás jugando con la imitación de Chelsea, campeón vigente de la última y máxima competencia europea.

Dirán algunos que está bien, cuando tienes la serie Pro Evolution Soccer en las manos no esperas todas las licencias, sólo un decente trabajo para completar los equipos alternativos no cubiertos por la licencia. Otros agregarán que en PC puedes descargar e instalar una infinidad de paquetes que completan lo que falta, agregan caras, cambian ligas, etcétera, haciendo la versión de PC una de las más flexibles para adquirir. Pero sigue siendo un punto a objetar.

Creo que a estas alturas de este NB Labs el lector estará entendiendo que PES 2013 aún trae problemas que se acarrean no sólo desde el año anterior, sino desde que se lanzó la versión 2008 del juego - aunque nosotros tenemos registro detallado de PES 2010, PES 2011 y PES 2012. Y esa lista no es pequeña ni poco menos importante.

El balón parchado

Hoy en día las animaciones de PES 2013 son esencialmente las mismas, con algunas nuevas que resaltan a simple vista. La transición entre cada una se siente algo más fluida y menos cortada. Un gran pero en este apartado es el efecto "látigo": los jugadores siguen moviéndose sobre una baldosa, patinando muchas veces en el campo. No es algo menor, esto da una impresión equivocada del moméntum de los jugadores y la fuerza que usan para despegarse del pasto, incluyendo al portero, haciendo que el juego se torne robótico como de costumbre, y viva en constante contradicción. Golpear el balón al correcto tiempo es algo un poco más difícil dado lo anterior, y es muy normal ver balones a gran potencia sólo con haber pinchado la redonda con lo mínimo.

Debo admitir que PES Full Control, que nace con el botón R2/RT, es posiblemente una de las mejores adiciones a una serie que parece estar gastada. Dar pases entre líneas con precisión casi injusta es una muy buena adición para darle un mayor espectro de posibilidades a un ataque, o una presión ofensiva que no permite al equipo pasar la mitad de la cancha. Eso añadido a un - por fin - completo control en 360 grados, hace los sectores despejados letales con jugadores que juegan al espacio libre.

Así mismo, el aspecto defensivo ahora es "más manual" y muy parecido a lo que entregó FIFA 11 pero con más agresividad, otorgando mayor ventaja a la hora de controlar un jugador contrario con la pelota. Es difícil acostumbrarse dado que la animación y la colisión no ayuda, elevando la dificultad. Usualmente es la mejor táctica para pararse frente a un jugador medianamente peligroso mientras mueve el tobillo y espera que le creas la finta, sin embargo gran parte del tiempo estarás tirando patadas que incluso te podrán valer la tarjeta roja. Más difícil aún es el asunto cuando los jugadores vienen en carrera.

Otra gracia del sistema más manual es hacer que los jugadores hagan paredes en direcciones anteriormente imposibles, o mejor dicho, no sólo "hacia adelante". Lo anterior mejora enormemente el número de oportunidades aprovechables para generar espacio, pero es una técnica que tarda bastante en asumirse igual que el resto. Además, elegir entre salir con el balón ante un pase con veneno, controlarla bien, o empujarla a un lugar para aprovechar el espacio, le dan otra dimensión a PES 2013 que antes no tenía.

Un parche que logré apreciar es la dirección de los remates al arco. Presionar el botón de disparo junto a la dirección ahora afecta un poco más la trayectoria final del balón, pero es muy normal que jugadores hagan disparos más al centro o metros afuera, como si el control en 360 no influyera en nada. Para hilar más fino, PES Full Control ofrece la posibilidad de un remate ajustado al máximo. No todo es perfecto, la adición del remate seco - la técnica que instauró Cristiano Ronaldo - es algo que rompe muchas redes. Sólo me tomó algunos partidos para notar que casi siempre anotaba con algo de espacio y fuera del área, o por medio del rebote de los arqueros aún con manos blandas.

Para llegar a disparar la IA no lo hará fácil, puesto que ahora está algo más consciente de las carreras en las bandas y otros jugadores, haciendo que algunos pases gol sean arriesgados pero aún algo difíciles de interceptar - al menos que sea tan obvio como para mandarla con carta documento y telegrama. El problema de los jugadores que tienden a despegarse de la marca por arte de magia, o no atinar a acercarse al balón (que pasa por sus pies) para recuperarlo, aún está presente.

El aspecto defensivo del juego está bastante elaborado, y le da un tono táctico bastante menos estático, algo que agradecer cuando los jugadores deciden aguantar el balón por mucho tiempo. La marca empieza a apretarse o te vienen por detrás, muy común cuando abusas de la posesión con un jugador. Lo que hace de esta característica algo incompleto es la colisión entre jugadores, que aunque usted no lo crea, siguen siendo producto de un aspecto técnico poco trabajado de Konami - incluso es difícil saber si estás controlando la pelota, está apta para despejar, o la tiene el contrario que está al lado. Los movimientos son más completos pero todavía robóticos y cortados en muchas ocasiones, haciendo el flujo del juego algo impredecible no por su naturaleza, sino por propio problema del juego. Por lo menos, jugadores estrella como el tipo de la portada que juega para el Real Madrid es casi igual a lo que se puede apreciar en el juego gracias a PlayerID.

Particularmente estamos muy cansados de seguir hablando de este Pro Evolution Soccer y su larga lista de problemas que todavía no tienen solución, que incluye comentarios que cumplen pero no van más allá del partido. "Aún", "Sigue", "Todavía"... son palabras que reflejan en esta publicación que el juego es una bolsa de problemas arrastrada hasta el día de hoy.

Y es fácil detallar las cosas dentro de esa bolsa. El balón sigue siendo una esfera de gran peso que viaja por los aires, dura en su composición y con un increíble agarre a un pasto que, sin importar en qué condición esté o qué estadio sea, se comporta igual que el sintético. Los trucos (o filigranas) siguen siendo innecesariamente complicados de realizar, ligan el balón para que la animación salga bien (volvemos con el moméntum), y realizarlos da como premio un éxito a veces raro. Intentar replicar los trucos en el entrenamiento guiado es frustrante sin razón aparente, y más aún para los novatos que recién se integran a la franquicia.

Otra cosa que acarrea de años anteriores y está empezando a mostrar su tiempo son los modos bajo Football Life. Jugando como Director Técnico mantendrá al usuario muy pegado a los calendarios, las transferencias, los entrenamientos, los menús y muy poco tiempo jugando con el equipo. Se mantiene bastante completo y quizás como una de las mejores (y tediosas) representaciones de la carrera de director técnico en un equipo, que en un juego como PES, con una limitada opción de ligas inferiores, parece un despropósito al lado de otros títulos como un profundo Football Manager 2013. Del mismo modo, el modo Ser una Leyenda otorga uno de los crecimientos más orgánicos que podrás experimentar mientras haces tu carrera como jugador de fútbol, y posiblemente sea uno de los tantos modos que sí podría florecer más... cuando le quiten la larga espera que se produce al estar en la banca - 3 años con lo mismo es imperdonable.

A propósito, los penales ahora sí están bien explicados, además de los aún raros tiros libres dada la física que adquiere el balón. Les falta decir que la repetición sigue siendo una bazofia que obliga al jugador pausar el juego - muchas veces en el peor de los momentos - para verla al menos que se quiera perder para siempre. Y también que el juego aún sufre de una especie de guión predefinido sin importar qué jugador o equipo toque - de esa forma no me explico que en un partido Cristiano Ronaldo haya logrado 5 tiros todos al palo derecho, o por qué los tiros de esquina casi siempre terminan con un remate de media distancia.

Uno versus uno cambia bastante la historia, porque el guión no pesa tanto, y el juego se hace mucho más impredecible dentro de los márgenes que ofrece PES 2013. No es obligatorio pasar antes por la administración de equipo para organizar las tácticas, el banquillo y los jugadores, pero son prudentes acciones que pueden ser realizadas automáticamente para no gastar tiempo y salir con lo mejor al campo. Hablando de eso mismo, el asistente sigue siendo tonto como siempre.

Jugar con un contrario humano hace al juego algo más entretenido de lo que ya es, haciendo muchos juegos partidos una ida-y-vuelta constante. Una gran ventaja es, en esta ocasión con mayor importancia, usar las mejores armas que ofrece el equipo que controlas. Desde un Pirlo aclarando el mediocampo, hasta un Real Madrid contratacando, aprovechar esas virtudes que permite la oncena y sus peones más sobresalientes son grandes ventajas si decides no repetir el estilo juego.

Tres a uno con un poco de resistencia

Me encantaría opinar bien de PES 2013, pero existen características que hoy en día ya están pasando la cuenta. Son pequeños los cambios respecto a la versión 2012, y no es posible decir que es un juego con grandes avances respecto a la entrega anterior, sino un juego que por fin llega a parchar unos problemas importantes y agregar un par de cosas nuevas, cosas muy distintas. Es muy válido decir que es PES 2008 "más moderno" tanto como aseverar que es el mejor PES hasta la fecha. PES 2013 sigue siendo un paquete entretenido de jugar tanto solo como con un amigo, aún cuando tenga esas críticas de por medio.

El juego entrega más posibilidades de hacer cosas con el balón a costa de complicar levemente los controles, pero a su vez complicar más al contrario. Desde mi perspectiva creo que Konami tiene una buena dirección respecto al enfoque que podría tener la saga en el futuro, algo que me recuerda mucho International Superstar Soccer Deluxe de Super Nintendo - la habilidad del jugador con sus pulgares era algo muy importante, a veces más que el equipo a elegir.

Al final de cuentas, PES 2013 es un juego que entrega un poco más, parcha algunas cosas, resulta subjetivamente entretenido para muchos, pero objetivamente sigue fallando en sectores importantes para ser un juego de fútbol virtual. Y justo cuando la franquicia logra convertirse en algo relativamente competitivo con su concepto de juego, la actual generación de consolas está por morir, cortando cualquier espacio para mejora futura. Pro Evolution Soccer tocó techo, y a pesar de haber logrado una buena edición para 2013, no sólo perdió la batalla este año sino la guerra en general. Para qué hablar de la sorpresa prometida para Chile que al final no resultó en nada.

Será para la otra, quizás con el FOX Engine de Kojima Productions logren crear algo que no sea sombra del victimario de constantes comparaciones, Pro Evolution Soccer 6.

Lo imperdible

- Mayor facilidad para los pases manuales
- Más posibilidades de primer toque
- Movimientos más completos
- Varios jugadores importantes se mueven como tales
- Muy buena IA para moverse, tapar y aprovechar espacios
- Buena presentación gráfica

Lo impresentable

- Movimientos aún logran apreciarse robóticos y fuera de moméntum
- Pelea por el balón y colisión sigue siendo primitiva
- Modos clásicos muestran su edad
- Repeticiones aún limitadas en extensión
- Algunos menús se hicieron un poco más complicados
- El balón sigue siendo una piedra
- El pasto aún se comporta como sintético con el balón, sin importar el clima
- Evidente falta de licencias

Lo más impresentable aún
- El mejor PES llega al final de esta generación de consolas.
- La sorpresa prometida quedó en nada

Nota del editor: El modo online quedó fuera de la jugada en este Labs debido a una cantidad de problemas de conexión que experimentamos en las versiones de PS3 y PC. Respecto al Online Pass Konami ya está al tanto y de momento pueden jugarse partidas sin necesidad de activarlo. Más adelante actualizaremos el Labs con las impresiones de esta modalidad.

¿Qué significa esto?

powered byDisqus