NB Opinión: Wii U parte con muy buen pie

Pese al catastrofismo, Nintendo se está marcando uno de los mejores lanzamientos de una consola.

La Wii U lleva exactamente tres días a la venta en su principal mercado -Estados Unidos de América- y con la avalancha de impresiones, noticias, y experiencias de los usuarios que ya la tienen solo se reafirma lo que muchos pensábamos que iba a suceder: la consola iba a ser carne de cañón en sus primeros días por los mismos motivos que la Wii lo fue en su momento, que no es otra cosa que unas prestaciones técnicas desfasadas respecto a la competencia.

En cierta forma, hay bastante de verdad en aquello. Si comparamos los primeros juegos de Xbox 360 o PlayStation 3, estos demostraban visualmente una clara superioridad respecto a sus generaciones anteriores. Kameo, Motorstorm o Resistance se desmarcaban de la generación anterior de inmediato. Hoy en día, los multiplataformas lanzados en Wii U parecen estar al mismo nivel o incluso inferior al de esos mismos juegos en Xbox 360 o PlayStation 3 (ya ni hablar del PC).

Pero eso no es lo importante. Dejando de lado el catastrofismo, el lanzamiento de la Wii U probablemente debe ser uno de los más tranquilos de los últimos tiempos en todo sentido. Para Nintendo las cosas parecen ir más que bien, si es que sus datos son correctos y las reservas de la consola ya superan al de la misma Wii. El detalle del "hackeo" sufrido hace unos días parece quedarse simplemente en eso, un detalle menor, que seguramente no afectará en ningún caso la seguridad de la consola. Y si lo hizo, se resolvió satisfactoriamente en pocos minutos.

Ninguna consola construyó su éxito desde el primer día. Sony tuvo serios problemas con la PlayStation 3 y tuvieron que pasar años para que esta retomara un ritmo similar al de sus antecesoras; la oferta inicial estaba algo recortada, y por si fuera poco, la consola llegó un año tarde a la fiesta y con un precio de locos, cuando Xbox 360 ya tenía sus primeros pesos pesados en el mercado (Gears of War y Dead Rising). Por su parte, Microsoft fue la primera en dar el paso a la alta definición, pero su parto fue doloroso y con millones de consolas literalmente fritas, al punto de que la producción de la consola tuvo que detenerse hasta dar con la solución. Y esa solución demoró también unos cuantos años en llegar.

Quizás el hardware de la Wii U no sea exactamente el que uno espera de una consola de nueva generación, pero al final es su oferta en cuanto a software la que realmente vale. Y a día de hoy, esta parece estar a la altura. TVii todavía no se lanza, pero en el papel parece la mejor opción como aplicación tipo "hub" para el contenido televisivo (aún cuando su máximo provecho se le sacará solo en algunos países). Los juegos de Wii, contrario a lo que se pensaba, ofrecen algunas mejoras visuales que le agregan un plus a la retrocompatibilidad, característica inexistente o limitada en las otras consolas. La eShop, por su parte, poco a poco va mejorándose y ya no tiene mucho que envidiarle al resto de tiendas digitales.

Pero más importante aún, son los juegos. Y una consola que salga a la venta con juegos de la calaña de Black Ops II, Arkham City, Mass Effect 3, Assassin's Creed III o Darksiders II no puede decirse que sufre por falta de catálogo. Es cierto, probablemente mucha gente ya jugó esos juegos hace tiempo o lo está haciendo en sus consolas o PC, pero quienes dieron el salto directamente de Wii no pueden quejarse por la falta de juegos multiplataforma. ¿Alguien acaso duda de la calidad de esos títulos? Si a eso se le suma el siempre incombustible Mario con New Mario Bros. U, esa calidad solo se va hacia arriba. Y lo que está por venir tiene el nombre de Zelda, de Metroid, de Monster Hunter, de Mario, marcas que toda la vida han sido suficientes para sostener la oferta de la compañía.

Algunos apuntarán con el dedo y dirán que el hardware no está a la altura y que con ese precio y esas capacidades técnicas está destinada al fracaso, y algo de cierto puede haber en eso. El tiempo dará o quitará razones, pero los antecedentes están ahí y no se pueden pasar por alto. La Wii es y probablemente será la consola más vendida de la generación pese a su hardware de la era jurásica, y la Nintendo 3DS pulveriza los números de la Vita aún cuando las profecías auguraban lo peor para la sucesora de la DS. Los profetas parecen nunca dar en el clavo cuando se trata de Nintendo.

Nintendo sabe perfectamente lo que está haciendo, y los resultados se pueden ver en este momento, con el más que excelente inicio de la Wii U: sin sobresaltos, sin mayores problemas, y con un excelente catálogo de inicio y que no se trata de juegos viejos precisamente. Ya pueden ir tomando nota en Sony y Microsoft.

powered byDisqus