Las causas más comunes en los videojuegos para retratar el fin del mundo

Desde varios años que los videojuegos tienden a darle un ultimátum a la humanidad, pero las fórmulas casi siempre son las mismas.

Si están leyendo esto, entonces significa que lo lograron: sobrevivieron al dichoso fin del mundo, y lo hicieron sin mover un solo dedo… Pero para todos aquellos que se quedaron con las ganas de ver un poco de fuego, destrucción y personas partiéndose las cabezas unos a otros, no se inquieten, siempre tendrán a los queridos videojuegos para ver en pantalla lo que quizá nunca presencien en la vida real.

Desde tiempos inmemoriales, el ocio virtual ha retratado el fin del mundo como algo muy posible, retratando amenazas biológicas, guerras nucleares y hasta invasiones de seres extraterrestres. Es por eso que este 21 de diciembre, día en el que el mundo debió de haber desaparecido, los dejamos con un breve resumen de las tres causas más comunes en los videojuegos para borrar a la raza humana de la faz de la tierra.

Apocalipsis zombi

¿Qué es lo más peligroso de un zombi? No, no se trata de su inconmensurable gusto por la carne humana; ni el hecho de que pueda aguantar el embiste de varios disparos antes de caer al piso. La principal amenaza de un muerto viviente es la forma en la que transmite su enfermedad a otras personas, propagando el virus por todos lados y dejando pocos sobrevivientes a su paso.

Para muestra, basta recordar lo sucedido en la serie de Resident Evil, donde el peligroso virus empezó en una mansión, se extendió a una ciudad y terminó –con un poco de ayuda- por cubrir una buena porción del globo (Resident Evil 6), desatando una pandemia que ni todo el cuerpo policiaco de Raccoon City ni las fuerzas armadas nacionales pudieron contener.

Claro que la saga de Capcom no es la única compañía en la industria que ha tomado a los antropófagos como tema principal. También podemos encontrar juegos como Left 4 Dead, The House of the Dead, Dead Rising, The Walking Dead, entre otros con la palabra Dead, ejemplos donde la supervivencia en medio de un ambiente apocalíptico es el plato principal y la lluvia de plomo se hace presente a cada esquina.

Con el tiempo, los monstruos de antaño han ido evolucionando poco a poco y los clásicos zombis arrastra pies pierden cada vez más reflectores para ser sustituidos con criaturas más poderosos y letales; no obstante, nunca hay que olvidar que los "caminantes" fueron los precursores en el terrenos de las armas biológicas, poniendo en jaque a la humanidad en más de una ocasión.

Invasión extraterrestre

La ocupación hostil de seres espaciales cuenta con una larga trayectoria dentro de los anales del ocio virtual, rascando sus orígenes en los últimos años de la década de los 70. En aquellos tiempos, clásicos como Space Invaders veían la luz en los salones de arcadias, brindando un reto donde el principal objetivo era conseguir la mayor cantidad de puntos y salir vivo; para eso, el jugador debía exterminar hileras enteras de naves enemigas antes de que tocaran tierra y dieran marcha a su plan de colonización (o por lo menos, eso era lo mejor que podía imaginar el jugador durante las partidas).

Pese a que los llamados mata-marcianos no contenían historias profundas o tramas elaboradas, los seres espaciales fueron abundantemente explotados durante muchos años en el mercado y tuvieron representantes en casi todas las consolas de antaño hasta la llegada de Nintendo, llegando a convertirse en uno de los máximos referentes de la época.

Hoy día se ha perdido un poco el tema de los intrusos alienígenos para dar paso a tramas más “relistas”, aunque todavía podemos mencionar algunos obstinados representantes que insisten en retratar las peligrosas criaturas del cosmos. Juegos como XCOM: Enemy Unknown, Resistance, Destroy All Humans! y hasta la serie de Halo colocan a la siempre desprotegida raza humana al borde de su extinción.

Ya sea destruyendo el planeta por completo o acabando con la continuidad de la raza humana, los marcianos siempre serán enemigos temibles en los videojuegos, y creo que debemos agradecer a Herbert George Wells y al buen Orson Welles por sus valiosas contribuciones al tema.

Guerra nuclear

El miedo por un ataque nuclear comenzó a echar raíces a partir de lo acontecido en la Segunda Guerra Mundial, cuando las ciudades niponas de Hiroshima y Nagasaki fueron reducidas a escombros luego de ser impactadas por bombas estadounidenses. Desde ese momento, el tema de la destrucción de la humanidad a manos de la misma humanidad no ha dejado de abordarse en diferentes medios, incluyendo, por supuesto, los videojuegos.

Dentro de esta categoría, la serie de Fallout es la que definitivamente se lleva las palmas, sumergiendo al jugador en derruidos escenarios post-apocalípticos luego de haber ocurrido la catástrofe nuclear. Como se puede esperar de este contexto, los recursos disponibles para sobrevivir son extremadamente limitados y la lucha para conseguirlos no es nada sencilla, convirtiendo a la sociedad civilizada en una jungla el más fuerte es el que se queda con la victoria.

Otros juegos basados en conflictos bélicos prefieren ser más “optimistas” sobre el tema, y utilizan el pretexto de una amenaza atómica para enfrentar dos naciones y evitar la lluvia de fuego. Después de todo, siempre habrá un árabe o ruso loco cuyo único fin sea el de erradicar la vida de sus enemigos, sin importar cuántas vidas de inocentes borre a su paso.

Por supuesto que las causas mencionadas líneas más arriba no son las únicas que ha empleado el entretenimiento virtual para terminar con nuestra existencia. Los desastres naturales y el choque de cuerpos celestes en contra del planeta también han ocupado su correspondiente espacio en pantalla a lo largo de los años, aunque su uso es más frecuente en las clásicas películas hollywoodenses que en los videojuegos.

¿Ustedes qué juegos recuerdan?

powered byDisqus