NB Labs: Special Forces - Team X

Un título de acción por equipos en línea que no tiene mapas... o algo así.

Plataformas: Xbox 360 (analizada), PC
Desarrollador: Zombie Studios
Distribuidor: Atari

Los juegos de acción en tercera persona ganaron nueva vida en esta generación gracias al éxito y popularidad de Gears of War. En esa línea, los muchachos de Zombie Studio intentan decir lo suyo.

Special Forces: Team X es un juego de acción para Xbox 360 y PC que se enfoca completamente en las partidas en línea; nada de modo historia, ni un asomo de campaña de un jugador. Este título lanza todas sus fichas a su estilo y apuesta: una suerte de Gears of War (acción en tercera persona con un gran énfasis en el sistema de cobertura), con un modo de juego más rápido y con una personalidad visual que parece primo lejano de Borderlands y Team Fortress.

Si bien la idea suena sencilla de entender, cuenta con algo de personalidad propia y giros a lo establecido contando con un interesante sistema de progresión. De manera similar a un RPG, cada partida nos permitirá acumular experiencia para posteriormente desbloquear y contar con nuevas armas, habilidades, apariencia e incluso maneras de burlarse de los rivales. Los bonos de experiencia aumentan en la medida que estamos cerca de nuestros compañeros, incentivando el juego en equipo.

El rápido gameplay se distribuye en distintos modos de juego. Special Forces: Team X cuenta con Team Deathmatch, Capture the Flag, Capture Point, Hot Zone y High-Value Target, siendo los 2 primeros los favoritos de los jugadores. Su idea es bastante descriptiva, siendo exactamente lo que uno esperaría de cada modo pero es en los mapas donde este título apuesta con más fuerza e innovación.

En lugar de contar con 8, 12 o 15 mapas distintos, este título ofrece "más de 100". Lo pongo entre comillas ya que su principal apuesta se basa en mapas divididos, armados de 3 piezas distintas y mayormente aleatorias que se fusionan para crear y conformar un nuevo mapa. Con ello es posible estar jugando y decir 'hey, conozco esta parte', para luego cambiar de sección y estar muchísimo más desorientado.Este estilo de conformación de mapas entrega variedad y evita -hasta cierto punto- el camping, pero no termina por entregar de manera efectiva 'varios campos' de batalla. Las piezas de los mapas (basadas principalmente en galpones, oficinas en construcción y espacios abiertos de similar identidad visual) terminan siendo monótonas, repetitivas y exageradamente planas.

Al final quedas con la sensación que predomina (irónicamente) la monotonía, que estas jugando el mismo lugar una y otra vez, con la mera excepción que parte de su ordenamiento cambia. Special Forces: Team X no es ninguna maravilla visual pero corre a sólidos y fluidos 60 cuadros por segundo, entrega un audio que no es ninguna maravilla pero tampoco es un desastre y controles que cumplen. Sus problemas comienzan debido a sus medias tintas, presentes en varias de sus facetas: los controles no están mal pero jamás entregan completa certeza de cuando dejas o comienzas a estar cubierto, la acción se siente rauda pero poco impactante, sobretodo en sus disparos (sonido, acción y reacción). Lo peor es que el lag suele ser protagonista de las partidas, algo bastante importante en un juego que descansa completamente en su interacción en línea.

La verdad, a pesar de tener las ganas y apostar a algunas ideas interesantes, lo que mejor resume a Special Forces: Team X es que es un título que se queda a medias en sus promesas. Al jugarlo por primera vez, la impresión es bastante agradable... para minutos después exhibir sus ripios y dejar ver sus puntos bajos.

Personalidad a medias, audio a medias, innovaciones a medias; a la larga sus atractivos terminan siendo opacados por sus pecados y por la presencia relativamente constante del lag. Insisito, aunque en el papel la idea puede sonar atractiva (un Gears más rápido, varios modos de juego y mapas que cambian constantemente), nada en este juego dice de manera decidida y sostenida 'tengo que jugarlo' o 'sería muy entretenido con amigos'.

Special Forces: Team X ofrece en Xbox Live Arcade una demo de 45 minutos en línea, tiempo suficiente para demostrar que tenía ganas pero en eso se quedó... y su precio de 1200 MSP (USD $15) no lo favorece mucho tampoco. Los invito a probarlo primero para que la mayoría no termine arrepintiéndose después.

Si el tráiler fuese fiel reflejo de cómo es siempre el juego, otro gallo cantaría.

Ver en YouTube

Lo imperdible:

- Fomenta el trabajo en equipo
- Buen ritmo de juego

Lo impresentable:

- Lag presente en varias partidas
- Intenta impregnar tanta personalidad a distintas áreas y terminar siendo parejo en todas
- A pesar de sus escenarios dinámicos, termina siendo visualmente monótono
- Su precio no ayuda

¿Qué significa ésto?

powered byDisqus