NB Ranking: 10 cosas malas que pasarían en la próxima generación de consolas

La bolita de cristal se oscureció con una nube de maldad, y el futuro no es auspicioso para los jugadores. Publicidad, no más juegos usados, microtransacciones... como para suicidarse.

¿Qué pasaría si lo que sucede en un período más termina por ser catastrófico? Todos queremos sentirnos optimistas por la próxima PlayStation 4 y Xbox 720, pero todo indica que más de algún "pero" tendrán con tal de monetizar mucho más los productos que desean ocupar estas plataformas. Aquí tienen las 10 peores cosas que podrían suceder, y que ojalá no pasaran - aunque ya aparece una que probablemente pase igual.

Vamos a partir suave para quienes estén leyendo y tengan alguna depresión no pierdan inmediatamente la fe en la humanidad.


10) Relleno de DLC desde el primer día

La moda del DLC caló hondo y demostró convertirse en la mejor opción para monetizar un producto posterior al lanzamiento oficial un juego. Esperen que con las nuevas consolas, y las nuevas capacidades en línea que presentarán para manejar contenido adicional, esta estrategia se refuerce con mayor protagonismo. DLC disponible desde el primer día, más Pases de Temporada o "Season Pass", y/o incluso material adicional para venderse por separado ya dentro del mismo juego, como una pieza de un puzzle el cual tendrás que pagar apenas te des cuenta de su ausencia.

9) Más publicidad en juegos y en la consola

Una gran oportunidad para monetizar los juegos y la propia consola es agregando espacios de publicidad. ¿Si ya pagaste por un juego, o una consola, es válido tener publicidad? Tanto como al pagar la televisión y la suscripción al Cable o TV Satelital, cuyos programas tienen publicidad entre medio. Esa es el mismo razonamiento que aplicarán las compañías a la hora de poner espacios de publicidad en los juegos, cómodos o incómodos dependiendo de cada uno, además de estar en el primer pantallazo que muestre la consola o la tienda. Más ingresos a costa del fastidio del usuario que no podrá hacer nada para evitarlo.

8) Juegos gratis arruinados con microtransacciones

Los juegos gratuitos son el próximo paso para muchas publicadoras, dado que muchos juegos de ese estilo están generando ganancias mucho más que otros juegos en línea que cobran la entrada, membresía mensual o ambas. El problema es que muchas intentan forzar esta práctica, y terminan exigiendo al jugador "pagar para ganar" o "pagar para acceder al resto de contenido", cuando no debería suceder pues rompe la idea básica de jugar. Una buena experiencia de juego se convierte en una frustración al ver tan buen concepto arruinado por la invasión de botones para pagar en todos los lugares posibles.

7) Sólo multijugador en línea

Atrás quedaron los días donde podías jugar con hasta cuatro personas en la comodidad de tu sofá. Como la nueva generación de consolas abre nuevos mercados, también pretextos, y esa será la razón para enfocar los esfuerzos en juegos que presionen a los jugadores a tener una copia en mano por cada jugador que quiera compartir la experiencia. Si en la actual generación de consolas los (buenos) títulos con multijugador local se pueden contar con los dedos de las manos y pies, en esta nueva generación podríamos necesitar sólo una extremidad. Por supuesto,también le conviene al fabricante de la consola pues esto significa un aparato más vendido.

6) Mediocres servicios en línea en Latinoamérica

Xbox Live en Latinoamérica probó que se puede tener un gran nombre detrás y ofrecer un servicio mediocre. Como Latinoamérica sigue siendo un mercado terciario para la industria hoy en día, detrás de Estados Unidos y Europa, pocos esfuerzos se verán replicados para mejorar el servicio, tanto en contenido como alcance y precios. Aunque tengan la ventaja de tener (escaso) contenido localizado, la papa caliente seguirá siendo tener una cuenta registrada con dirección en EE.UU. o España, y mantenerse así hasta que se note una gran mejora en la regionalización, algo que perfectamente puede no ocurrir nunca.

5) USD$60 para las copias digitales

Habíamos hablado con anterioridad de la usurería de las compañías al cobrar precio completo por juegos digitales cuyos costos de distribución, fabricación, distribución, transporte y utilidades no tenían lugar. Como aún hay gente que pone sus billetes en este marco de precios, perfectamente podremos seguir viendo esta desagradable moda y con mayor fuerza en la siguiente generación de consolas. Y para forzar una compra más, las versiones físicas no activarán gratis una versión digital, por lo que si pierdes el disco (o lo rayas demasiado), tendrás que desembolsar nuevamente USD$60 o más - y luego preguntan porqué Steam sigue siendo el rey.

4) Cero retrocompatibilidad

Lo vivimos con PlayStation 3 y por muchos alegatos que recibió al perder la retrocompatibilidad el mercado aprovechó la oportunidad para lanzar remasterizaciones HD bien recibidas por el público, quienes hay que culpar entre todos. PlayStation 4 va a seguir la misma senda, y como lo pinta Xbox 720 también. A pesar de la oportunidad que tiene Sony para ocupar Gaikai para sopesar el problema, es una lástima porque seguramente las compañías intentarán cobrarte otra vez por un juego que ya posees por el sólo hecho de intentar jugarlo en la nueva plataforma, por muchos pases que tengas con anterioridad.

3) Conexión permanente

No todo el mundo tiene Internet, eso está claro, mucho menos una conexión estable a un buen precio con el auge de las conexiones 3G/4G y el pago por MB descargado. La gente que sufra de este problema simplemente no podrá jugar, puesto que la consola o el juego pedirá una conexión a Internet como método para validar una copia legítima más que para otros usos prácticos. Esto representaría la ventaja del control de un título para la publicadora, y si las cosas se ponen muy negras, incluso denegar el acceso a algo comprado de forma legítima. El juego ya no es tuyo, sólo pagas por tener el privilegio de usarlo.

2) No más juegos usados

Sony y Microsoft son sólo víctimas de las publicadoras, que quieren ver los juegos usados fuera del mercado. Claro, este nicho ha hecho nada más que alimentar gigantes como GameStop y otros más, en vez de devolver esas ganancias a los autores mismos. Para lograr extinguir a los juegos usados perfectamente las compañías como EA, Activision o Ubisoft pueden obligar a los jugadores a registrar los juegos en línea con una clave única, en vez de usar hasta ahora los infaltables pases en línea. Sony, Nintendo y Microsoft no se lo impedirán de ninguna forma.

1) Juegos únicos al usuario o consola

Si la extinción de los juegos usados eran una pesadilla, compartirlos será una catástrofe para los jugadores. No todos tienen el poder adquisitivo para comprar juegos de estreno, o en liquidación, y usualmente hay grupos que comparten e intercambian los títulos entre ellos por un tiempo - actividad completamente sana que no mata a nadie. El registro de un juego de forma directa y única a la consola, o peor, a la cuenta de usuario, matará toda posibilidad de permitir a un juego en las manos de otro, obligando una compra más por pura codicia. Aunque Steam lo hace desde la década anterior, se pueden encontrar grandes descuentos que sopesan esta característica.

Si nos ponemos extremistas, Kinect o PlayStation 4 Eye podrían mirar si el jugador quien tiene el control es efectivamente el dueño del juego, y bloquear al resto de personas que hayan decidido intentar jugar algo que no es suyo.


Aquí tienen nuestras 10 peores cosas que podría pasar esta generación de consolas. No está nada mal ser pesimista, dicen que esto es una forma para prepararse al peor de los escenarios, mas no deja de ser interesante qué tan apocalíptico puede ser un futuro negro profundo para los jugadores.

¿Qué crees que es para ti lo peor que podría suceder en la siguiente generación de consolas?

powered byDisqus