Wii U, presente y futuro: ¿Qué debe hacer Nintendo?

No hay peor ciego que el que no desea ver, y este artículo pone en jaque el público que sólo defiende a Nintendo porque sí. Aquí los hechos.

Pachter y el resto de analistas que ponen a Nintendo en una posición algo incómoda, a pesar de sacar ganancias de igual forma, tienen algo de razón. Es un hecho que Wii U no está marcando una época como su antecesora lo logró. Se veía difícil que la compañía de origen asiático tuviese otro producto mortal para su competencia como lo fue Wii por la barrera que logró quebrar, pero el desempeño tampoco es para despreocuparse como si nada hubiese pasado. Eso ya está claro por lo que hemos leído últimamente de Nintendo, especialmente el tema de las reestructuraciones que demuestra que están intentando revertir la situación de alguna forma.

Podemos discutir muchas razones por las que Nintendo no pudo aprovechar el año de ventaja que le sacó a las próximas PlayStation y Xbox con su última consola. De hecho lo conversamos en un artículo que les recomendamos leer. Sin embargo, hay una cosa muy importante que no podemos mirar en menos, y es el catálogo de Wii U a la fecha. Es un punto importante, no menor, cuando se trata de un aparato que solo no funciona. Como una canoa sin mar, un televisor sin señal, o una avión sin cielo.

La Lógica de las Consolas de Sobremesa

Antes de adentrarnos a discutir qué le sucede a Wii U, primero hay que señalar lo que generalmente considero como "La Lógica de las Consolas de Sobremesa". Es una ecuación muy simple que muestra cómo tres factores están ligados entre sí: contenido, contenedor y usuario. Muchas veces nos olvidamos mencionarlo pensando en que ya está presente en el sentido común de todos los jugadores; claramente no lo es siempre así.

  1. Más juegos venden más consolas
    Asumiendo que el número de juegos buenos es alto, mejora enormemente el valor de una consola el contar con un catálogo nutrido de excelentes obras, especialmente las exclusivas porque son productos que la competencia no tiene. Si el catálogo es inicial es caquita, la tendencia debería ser a mejorar, pero de no ser así no permitirá mejorar la calidad del ecosistema. Por lo mismo, nadie compra un iPhone sólo para llamar, aunque esa sea su función principal.
  2. Más consolas hacen más usuarios
    El número de usuarios crece por juego y por plataforma, dos cifras que van de la mano. Un título que es jugado por muchos también le da vida a varias comunidades en línea y aumenta la posibilidad de lograr que un usuario de una consola X compre un juego de esa misma plataforma X que de otra.
  3. Más usuarios compran más juegos
    Cuando una plataforma tiene una gran base de usuarios, los desarrolladores y publicadoras ven una oportunidad de negocio para vender sus juegos en ese lugar, títulos exclusivos o multiplataforma, porque pueden entregar entretención a cambio de recibir buenas utilidades para seguir creciendo. Caso contrario, si el costo de desarrollar un proyecto no justifica los posibles compradores, se cancela. No se puede cosechar donde no hay siembra.

Con este círculo vicioso ya entendido, creo que no tenemos problemas en entender porqué Wii U está sufriendo en las vitrinas. Y sólo hace falta desmenuzar el muerto para explicar.

Menos juegos venden menos consolas

Voy a tomar por hecho que no es necesario reinventar la rueda. Metacritic es un buen sistema para determinar el puntaje de varios juegos de acuerdo a lo favorable que pueden ser sus críticas, aún cuando no es perfecto. La lista de los juegos mejor recibidos por las críticas, sin contar los lanzamientos a través de eShop, es más o menos así:

  1. Mass Effect 3: Special Edition
  2. Need for Speed: Most Wanted U
  3. Assassin's Creed III
  4. NBA 2K13
  5. Batman: Arkham City - Armored Edition
  6. New Super Mario Bros. U*
  7. Tekken Tag Tournament 2: Wii U Edition
  8. Monster Hunter 3 Ultimate
  9. Call of Duty: Black Ops 2
  10. Skylanders Giants
  11. LEGO City Undercover*
  12. Sonic & All-Stars Racing Transformed
  13. Nintendo Land*
  14. ZombiU*
  15. Madden NFL 13

¿Les suena rara la alineación de los juegos? De estos 15, que varían entre el 75% y 87% de pulgares arriba en Metacritic, apenas 4 (que marqué con asterisco) son juegos exclusivos para Wii U; los 11 juegos restantes ya se pueden encontrar en otras plataformas. Puesto de otra manera, para un usuario que ya tiene una Xbox 360 o PlayStation 3 no hay grandes justificativos para comprar Wii U por el número de títulos exclusivos para la consola (ya están disponible para plataformas vigentes). Esta lista se asimila bastante al número de juegos más vendidos hasta la fecha según VGChartz:

No tiendo a confiar mucho en VGChartz ni en Metacritic, pero para ofrecer un panorama de lo que sucede con números grandes y no con detalles, aprueban. Nótese ZombiU, que ostenta 420.000 copias, convirtiéndose en el título con mejores ventas no publicado por Nintendo. Ya llegaremos a ese punto.

El catálogo restante pasa muy bien desapercibido, ya sea porque está en eShop, porque las críticas no son lo suficientemente buenas, o son de nicho reducido. De la tienda digital de Nintendo se destacan juegos como Mighty Switch Force, Toki Tory 2Trine 2Bit.Trip Runner 2, Little Inferno y The Cave. Por supuesto, estos juegos difícilmente cumplen con ser una potencial razón para comprar una Wii U, más aún cuando todos son multiplataforma a excepción del primero (que también está para 3DS).

¿Para qué comprar una nueva consola si lo que puedes jugar allí ya lo puedes hacer en la que tienes debajo de tu televisor, o en tu PC? La solución inmediata y lógica para resolver este problema es tener juegos exclusivos y muchos. Son preocupantes los escasos juegos de buenas críticas y de trascendental valor para la consola cuando a la vez son versiones que ya triunfaron en Xbox 360, PC y PlayStation 3, y que no ofrecen nada más allá de la presencia y un par de características para justificar el Wii U GamePad.

Menos consolas hacen menos usuarios

Vamos al siguiente punto, el tema de las ventas de consolas. En realidad, podría haber partido desde cualquier punto, pero decidí comenzar por este orden en específico para que sea más fácil seguir el paso. Volviendo al tema, tenemos un catálogo poco apetecible, razón de peso para no comprar una Wii U, invertir en otra plataforma. Aquí es donde Wii U se muestra con un difícil comienzo comparando los mismos períodos de Wii, Xbox 360, y PlayStation 3, para tener una referencia.

Nintendo Wii U lleva 3.45 millones unidades vendidas alrededor del mundo, hasta el fin del año fiscal (31 de Marzo).

Eso es, más o menos, su desempeño 4 meses después de ser lanzado al mercado en los distintos lugares del globo, con cierto retardo entre cada región. PlayStation 3 se lanzó con un precio altísimo, y para el mismo período tenía 3.61 millones de unidades vendidas, cerca de la tempranera Xbox 360 con 3.2 millones que se lanzó un año antes que todas. Eso no es nada si comparamos directamente a Wii con el resto, que para ese lapso tiempo ya rompía la barrera con la exorbitante suma de 5.84 millones de unidades vendidas. No por nada se convirtió en la ganadora de la guerra de consolas desde nuestro punto de vista.

Pongamos algunas cosas en contexto. Xbox 360 salió con 20 juegos de los cuales 7 eran exclusivos de peso pesado. PGR3 no falló a la hora de las críticas, pero ni Amped 3, Kameo: Elements of Power o Perfect Dark Zero lograron convertirse en un juego de colección - de ese entonces se habla de la caída de Rare. Por el lado de PlayStation 3, se estrenó con 12 juegos del cual solo el exclusivo Resistance: Fall of Man destacó.

La crítica de muchos, a pesar de tener números que se acercan mucho al desempeño normal de la anterior generación, es que las cifras no van al alza, sino a la baja. Las anteriores consolas repuntaron el número de ventas con el paso de los meses y sumaron millones de jugadores cada trimestre - de hecho PlayStation 3 logró alcanzar a Xbox 360 en número de unidades despachadas. Caso contrario, Wii U cada vez vende mucho menos, incluso por debajo de las actuales Xbox 360 y PlayStation 3, lo que se traduce en un número bajo de usuarios. Este fenómeno de las ventas es algo que no le agrada ni a Nintendo, ni a las publicadoras ni desarrolladores. De hecho parece ser una historia muy similar a Gamecube.

Ahora no es la primera vez que Nintendo se enfrenta a un azote comercial con sus consolas. Nintendo 64 se atrasó bastante y llegó después de Saturn y PlayStation, pero Super Mario 64 se convirtió en uno de los mejores juegos de la historia y prácticamente vendió consolas aún cuando fueron menos que la primera PlayStation. Posteriormente Gamecube quedó relegada detrás de la primera Xbox y PlayStation 2 cuando esta última captaba una suculenta audiencia "madura", incluso provocando que varias publicadoras cesaran su soporte a la plataforma. Aún así Nintendo hizo dinero con sus plataformas portátiles.

Esto de las bajas ventas nos lleva al siguiente punto.

Menos usuarios compran menos juegos

El catálogo ya lo vimos y hay pocas opciones para optar por una consola a la cual le faltan títulos exclusivos, que muevan consolas por el sólo hecho de estar allí, y los números acompañan el mal momento a su manera. ¿Saben cuál es el juego más vendido de Wii U? Nintendo Land, con 2.6 millones de unidades, seguido de New Super Mario Bros. U con 2.15 millones, todos al 31 de marzo. Estas son cifras que salen del reporte fiscal que debe hacer Nintendo y no de VGChartz, donde los números son más bajos.

La gracia del juego en el primer lugar, Nintendo Land, es que es un título que sólo lo puedes conseguir con una Wii U Deluxe/Premium, solo en el caso que no decidas sopesar su falta descargándolo a través de eShop, lo que da cuenta de la poca adquisición de juegos para la plataforma salvo por el siempre efectivo pero ya en-vías-de-sobre-explotación Super Mario. Lo más preocupante de estas cifras es que suman 4.75 millones de unidades, el 35% de todos los juegos vendidos hasta el 31 de Marzo. Dando vuelta los números, vemos que el resto de publicadoras (contando Nintendo como tal) ha tenido que repartirse 8.67 millones de juegos vendidos. Peor aún cuando el único ejemplo de éxito que no es de Nintendo es ZombiU con 420.000 copias.

Claramente este número no generará coraje en las empresas para optar por esta plataforma a la hora de desarrollar y vender juegos, puesto que difícilmente venderán más que un Super Mario, ni pensar en el número total de Wii U dando vueltas por ahí. Si ese es el techo teórico de las ventas de un juego, sin considerar el práctico, habría que tener mucho dinero para financiar un juego de Wii U y hacer la respectiva publicidad. Ubisoft entendió que del punto de vista financiero debían retrasar Rayman Legends para hacerlo multiplataforma y evitar este techo, en vez de lanzarlo y esperar lo mejor.

Por supuesto estos números traen repercusiones. Madden NFL 14, uno de los juegos deportivos en gringolandia capaz de mover millones, no estará para Wii U, y por ahí dicen que pasaría lo mismo con FIFA 14 y Call of Duty: Ghosts. Varias otras compañías han decidido no lanzar versiones de sus juegos para Wii U, mientras que otros intentan mantener un silencio tipo "veremos" por si todo mejora en el próximo semestre. Ni hablar de juegos exclusivos, ya puse el ejemplo de Ubisoft. El silencio otorga, dicen por ahí.

Esto nos lleva de vuelta al punto número uno: menos juegos venden menos consolas. Y así sucesivamente hasta que Nintendo decida hacer algo.

¿Y qué puede hacer Nintendo?

Calma, que no panda el cunico. A diferencia de SEGA, a quien recordamos por pasar a ser una publicadora de juegos después que a su DreamCast no le fuera bien, Nintendo tiene dos colchones, uno hecho por la Nintendo 3DS y otro por Wii. Cuenten también la posibilidad de remediar la situación con un nutrido catálogo de franquicias propias, muy reconocidas por el público de todas las edades, y que representan una gran variedad en géneros. El otro, un poco más desesperado pero más inmediato, es una rebaja de precio considerable con la promesa de mejores tiempos para quienes decidan subir al buque de Wii U. El cómo y cuándo dependería de la Gran N, y según yo creo que si los juegos exclusivos no dan resultados a fin de año deberían bajar el precio de forma obligatoria para no perder las ventas de la suculenta época estival.

Alguien me comentó un día sobre la razón por la que Nintendo no creaba una franquicia nueva. No le puse pilas a la bolita de cristal como para pedirle una ayudita respecto al futuro, pero por mi parte veo poco probable dada la confianza que tiene el público en lo ya establecido -a nadie de le ocurre un Zelda malo- y que conllevaría un gasto en marketing superior, un despropósito cuando al lado tienes millonarias pérdidas. La situación no está tan mal como para jugar a un todo-o-nada.

Sabemos que el valor de venta de Wii U está apretado, y posiblemente se convierta en la carta más desesperada que Nintendo podría jugar si sus análisis internos prueban que la consola estaría bordeando el precipicio. Entiéndase como una solución parche, porque el problema no es lo caro de la plataforma sino el catálogo. Todo esto es un dilema; por una parte tenemos la clase de Videojuegos 101 que dicta "A la consola la hacen los juegos", y por otra parte la clase de Economía 101 que dice "No existen malos productos, sólo existen malos precios". Por lo menos los dos colchones que tienen les puede ayudar en lo último.

El asunto pinta muy simple para mí: si Nintendo no comienza a mover sus propias fichas, especialmente una ganadora dado que las publicadoras no harán nada hasta no ver resultados, se ve difícil que Wii U logre resurgir en un mercado que parece estar prefiriendo PlayStation 4 y la próxima Xbox por el notorio salto generacional. No sólo por el bien del mercado de las consolas, ya que permite más opciones a los desarrolladores, sino también por aquellos usuarios existentes de Wii U que la tienen debajo del televisor por ahora juntando polvo, manejando un fichaje al armario o una oferta de venta como artículo de segunda mano, quizás, para optar por otro aparato.

¿Qué harías tu si fueras Nintendo para remediar la situación? Mis palomitas, por favor.

powered byDisqus