Dead Rising 2: Case Zero [NB Labs]

por

7810 posts

Antes de Fortune City está Still Creek.

destacado-casezero

Llegó la avanzada zombie. Dead Rising 2: Case Zero está desde hace unos días en Xbox Live, como parte de la campaña promocional de Capcom para con la secuela de Dead Rising. Primero fueron los cortos de Zombrex Dead Rising Sun, y ahora las desventuras de Chuck Greene y su hijita en Still Creek. ¿Prólogo? ¿Demo de pago? ¿Un DLC como cualquier otro? Un poco de todo, aunque teniendo en cuenta algunas características particulares de este caso cero, la suma no es tan simple.

Case Zero se sitúa históricamente casi justo entre el primer Dead Rising y la secuela. Camino a Fortune City, Chuck se descuida y sufre el robo de su camioneta, quedando varado en el pueblito desértico de Still Creek. Sin camioneta y sin Zombrex para su hija, de alguna forma habrá que conseguir el remedio y escapar, y es en ese punto donde parte todo.

El sistema de juego sigue las mismas pautas de Dead Rising, y es bueno notar que todos los temores respecto a una simplificación de dicho sistema se quedaron solo en eso. El hecho que hayan tres en vez de un único slot de guardado es prácticamente una anécdota; el resto, todo lo que hizo bueno a Dead Rising en su día sigue presente en este capítulo. Las misiones principales siguen siendo contra el tiempo mientras se van apareciendo por ahí las secundarias, también con su propio reloj.

Still Creek está lleno de zombies, y matar zombies es divertido, sobre todo con las opciones que se presentan. Cualquier cosa sirve de arma, pero esta vez con un cambio no menor: la mezcla de objetos que crean nuevas armas y más poderosas que su versión común. Lobotomías caseras, bombas Molotov, bombas de clavos… solo es cosa que pillar los ingredientes correctos. Además, están las “cartas combo” que muestras versiones mejoradas de las armas personalizables, lo que le agrega un toque extra a un arsenal que de por sí ya era respetable. Y entre las armas nuevas simples, premio para la cabeza de alce.

Por supuesto que también hay un puñado de sobrevivientes que rescatar por el pueblo, cada uno con sus diferentes necesidades de remedios u otras cosillas. Una nueva mejora: por fin los sobrevivientes dejaron de ser tan estúpidos como los zombies y ya no son un lastre a la hora de llevarlos a la zona segura. Tratan de esquivar enemigos, se defienden un poco, y parecen entender mejor las órdenes a distancia.

Quizás lo único que empeoró respecto al primer Dead Rising es el apartado técnico. Hay varios detallitos que no se notaron hace un par de años en el mall de Willamette, como algunas texturas que demoran en cargar, algo de clipping, y quizás lo peor es que cuando hay muchos zombies en pantalla el juego empieza a dar tirones. Es raro, tomando en cuenta lo bien que funcionaba en este aspecto el primer juego, y conociendo además los resultados que da el motor de Capcom. Tal vez sea por su status de juego descargable, pero es de esperar que Dead Rising 2 no llegue con estos problemas que en general dan la impresión de un juego poco pulido en ese aspecto.

La vuelta por Still Creek no es muy larga: cómo máximo, un par de horas. Ahora, todo varía en función de como juguemos, y no es tan sencillo sacar el final “A” a la primera vuelta (hay varios finales dependiendo de lo que se haga). Gracias a eso, la rejugabilidad está asegurada y habrá que volver un par de veces para verlo todo, igual que la mecánica de reiniciar la historia con el nivel que teníamos antes de perder -Chuck puede llegar hasta nivel 5, y partir desde ahí en Dead Rising 2. Lo mismo, el gore y el humor absurdo con tintes de película clase B siguen presentes.

¿Qué otra cosa se podía esperar de Case Zero? Probablemente no mucho más. Si esto es pequeña una muestra de lo que viene en Dead Rising 2, entonces los fans van a quedar más que satisfechos; es prácticamente una versión reducida del juego completo. Los cambios introducidos no se sienten forzados y realmente aportan novedad al conjunto, y la casualización tan temida por quienes disfrutaron el primero no es tal cosa y se queda en una mera opción más, que probablemente la fuerza de la costumbre haga que pase desapercibida (yo mismo jamás usé los puntos de guardado extra).

Entonces, ahora sí, la raya para la suma. Obviamente, la decisión final es de cada uno, pero considerar esto como una demo de pago realmente es quedarse corto. Dura bastante más que una demo, hay rejugabilidad, los respectivos logros, tiene varios finales, un buen puñado de armas, una locación distinta… esto es un prólogo con todas sus letras, y muy ajustado a los 400 Microsoft Points (5 dólares) que cuesta. Los fanáticos de Dead Rising de seguro que van a disfrutar este pequeño saludo de Keiji Inafune, y al igual que el primer juego, es una lástima que se quede en exclusivo solo para algunos. A ver si se aparece en Playstation 3 o PC.

Posdata: gracias al bloqueo regional, lamentablemente el juego está solo disponible para los usuarios de Europa y Norteamérica, incluyendo a México. A ver si cuando salga en Japón se libera para el resto del mundo.

Lo imperdible:

  • Las armas personalizables.
  • A pesar de los cambios, no se simplificó la esencia del primer juego.
  • Hay bastante que hacer en el pequeño pueblito.
  • Mantiene el espíritu de Dead Rising: matar zombies sigue siendo casi terapéutico.

Lo impresentable:

  • Las pantallas de carga al empezar son excesivas…
  • … y hacen que el comienzo del juego sea demasiado lento, lo que puede espantar a varios.
  • Algunos problemitas técnicos.
Muy bueno
…los fanáticos de Dead Rising de seguro que van a disfrutar este pequeño saludo de Keiji Inafune.”