Salvando a Japón de la crisis [NB Opinión]

por

2328 posts

Cambiar el look de un personaje no es la única opción

destacado_dmcjapan

Inafune piensa que la industria japonesa está en el hoyo, el jefazo de Square Enix y otros desarrolladores opinan que se debe de trabajar con occidente para generar mejores juegos. ¿Será esta la solución para reactivar la industria de videojuegos en esa región?

En Niubie no creemos que sean necesarios litros de sangre y super producciones para hacer triunfar a un juego. A continuación les dejamos algunos puntos básicos que deberían de explorar los desarrolladores japoneses para ganarse nuevamente público occidental.

Evolucionar el género

El JRPG es el género favorito de los japoneses, el problema es que desde hace años mantiene el mismo sistema de juego lineal. Esto puede pasar desapercibido si la historia es buena, sin embargo en los últimos títulos hemos visto la misma fórmula una y otra vez: historias flojas, llenas de clichés y con nulo desarrollo del personaje.

Si quieres evolucionar este género necesitas darle armas al jugador para que se identifique con el personaje principal. Deja que el usuario escoja a su avatar y que lo evolucione del modo que desee. Que sus decisiones tomen un papel decisivo en la historia y puedan alterar el desenlace de la trama.

El combate por turnos es bueno, pero pueden buscarse variantes de jugabilidad como aquella que vimos en Vagrant Story. Son pocos los juegos de esta generación que han tratado de rescatar esa mecánica que mezcla estrategia con RPG.

El editor de APB es un ejemplo de cómo ofrecer personalización total al jugador

El editor de APB es un ejemplo de cómo ofrecer personalización total al jugador

Mezclar mecánicas de juego

Cuando se habla de occidente no necesariamente se tiene que buscar lo violento o lo espectacular a nivel visual. Se pueden tomar prestadas fórmulas que han funcionado y adaptarlas al proyecto. ¿Se imaginan un Final Fantasy donde puedan moldear el carácter de su personaje al estilo Mass Effect? o mejor aún, un Dragon Quest con un esquema sandbox donde podamos seleccionar submisiones del modo que nos plazca para desarrollar determinada habilidad de nuestro personaje.

Si las decisiones que tomes en el juego afectan la trama, podríamos tener múltiples finales, como en Star Ocean: The Second Story que tenía la increíble cantidad de 88 escenas diferentes que dependían del complejo sistema de relaciones del juego.

Tal vez 88 suene descabellado, pero 5, 10 o 15 no estaría mal.

staroceanss

Más ánime, menos 3D

Japón es famoso por muchas cosas, una de ellas es el anime. Curiosamente muchos juegos de región desaprovechan este recurso y deciden lanzarse por secuencias en 3D que toman siglos en producirse.

¿Se imaginan lo interesante que sería un juego si intercambiaran el CG por anime? Recuerdo el caso de Xenogears, donde la intro era impactante y a medida que avanzabas, querías ver más y más secuencias en 2D.

Las secuencias animadas han probado ser todo un hit, basta ver el trabajo de directores famosos en proyectos como Animatrix o Halo: Legends. Creo que es uno de los puntos que podría atacar la industria japonesa para generar buenos juegos sin necesidad de sacrificar sus raíces en pos de un violento CG occidental lleno de sangre.

¿Que les parecería desechar el demo imposible de Final Fantasy VII y en su lugar firmar a Peter Chung o a Production I.G? Seguro que sería una propuesta innovadora.

Fomentar el desarrollo local

A diferencia de otras partes del mundo donde el desarrollo independiente se mueve a pasos agigantados, Japón sufre un letargo desde hace mucho tiempo. Hay pocos programas que estimulan el desarrollo de juegos y una de las claves para reactivar la industria es buscar talento en las nuevas generaciones.

Las compañías deben ser menos cerradas a la hora de ofrecer sus herramientas de desarrollo. De no corregir esto, los desarrolladores deben buscar otras plataformas para mover sus juegos (como la web, Facebook o la App Store).

De igual modo se necesitan más eventos locales para fomentar el desarrollo de juegos, tal vez una GDC en Tokio o un concursos al estilo IGF.

Recettear: An Item Shop's Tale es uno de los pocos juegos indie japoneses que se venden en Steam

Recettear: An Item Shop's Tale es uno de los pocos juegos indie japoneses que se venden en Steam

Concluyendo

Reiniciar franquicias es buena opción, trabajar con Occidente es indispensable, sin embargo no son las únicas opciones que tiene la industria japonesa para salir adelante. Como dijeran en mi pueblo: “Hay mucha tela de dónde cortar” y si los japoneses no se quitan esa venda y comienzan a sacar provecho de sus habilidades, en breve veremos la muerte absoluta de esa región.

¿Hace falta cambiarle el look a un personaje para salvarlos de esta crisis? No lo creo.