Cinco razones para volver a jugar Red Dead Redemption

por

7810 posts

El gran western de Rockstar Games sigue estando vigente, siete años después de su estreno.

OK, se retrasó Red Dead Redemption 2 hasta el otro año y con ello, las esperanzas de jugar un buen western este 2017 se desvanecen por completo. Pero como no hay mal que por bien no venga, tal vez sea un buen momento para volver a perderse en las tierras del oeste del original Red Dead Redemption y revivir (o vivir por primera vez) la historia de John Marston que consiguió su redención volviendo a ser buena persona (?), dirigiendo rebaños de ovejas y hasta enfrentándose a zombies.

¿Por qué habría que volver a jugar un título de 2010? Aquí algunas razones:

1.El final

rdr_05

Y pese a que ha pasado demasiado tiempo, no vamos a caer en el spoiler obvio de decir lo que pasa para evitar arruinarle la fiesta a los que todavía viven en 2008, cuando Red Dead Redemption no existía. Lo cierto es que hablar de “el final” del juego es en realidad hablar de la forma en que Rockstar San Diego cerró una historia autosuficiente, llena de personajes interesantes que tenían cosas que decir y hacer. “El final” es solo el broche de oro para una de las historias más ricas que ha creado Rockstar Games y eso ya es mucho decir.

2. Música

Un detalle interesante es que toda la banda sonora del juego está compuesta en una misma nota (Am, o La Menor), lo que tiene un uso muy práctico: las transiciones entre las diferentes canciones que colorean diferentes situaciones son muy suaves al punto de que todo parece una musicalización continua. Como buen western, la orquestación cobra un valor importante y la de Red Dead Redemption sobresale a lo largo de toda la aventura. Mención aparte para la canción Far Way de Jose Gonzalez, que aparece en un momento clave del juego y lo musicaliza a la perfección.

3. La ambientación

red_dead_redemption_39

En Rockstar son maestros construyendo universos urbanos, por eso es que las tierras áridas de la frontera entre México y Estados Unidos destacan porque pese a que pueda parecer vacío, en realidad no lo está. Desde los pequeños poblados sacados de Volver al Futuro hasta los emplazamientos mexicanos o la modernidad creciente del Este que amenaza con hacer olvidar el Viejo Oeste, nada en Red Dead Redemption está puesto al azar o para rellenar un espacio. Cabalgar por esos parajes al compás del sonido del desierto es una de las experiencias más memorables de la anterior generación de consolas.

4. La expansión de los no muertos

RDR-Undead-Nightmare

Agregarle zombies a un juego es hoy día algo muy común y en su momento Red Dead Redemption no escapó a la tendencia. Lo bueno es que no se trató de un agregado pequeño en forma de DLC, sino de una expansión completa llamada Undead Nightmare con una versión alternativa del universo del juego donde los habitantes sufrían una extraña enfermedad y personajes históricos como Pie Grande, que tiene un pequeño (y triste) cameo en el juego.

5. Es retrocompatible en Xbox One

Hoy en día jugar Red Dead Redemption es barato; el juego lleva años tirado de precio y además corre en Xbox One a través de la retrocompatibilidad que tiene como ventaja una pequeña mejora de rendimiento. Red Dead Redemption es de esos juegos a los que el paso del tiempo no les ha hecho mal y de hecho se sigue viendo increíblemente bien. En Xbox One además corre el juego completo con Undead Nightmare y el multijugador, que a día de hoy sigue activo. Lástima que Sony nunca hizo nada por llevarlo a PS4 con excepción de PlayStation Now.

¿Creen ustedes que Red Dead Redemption es un juego que resiste el paso de los años y las generaciones? ¿O son de los que piensan que se trata de un juego de mundo abierto más, como muchos otros? Opiniones, como siempre, son bienvenidas.