Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds [NB Labs]

Aloy está de regreso en un nuevo y desafiante capítulo de su aventura.

Horizon Zero Dawn llegó a inicios de este año para revitalizar el género de los RPG de acción, convirtiéndose en uno de los mejores títulos de la generación debido a que es sólido en cada uno de sus apartados gracias al excelente trabajo de Guerrilla Games.

Ahora tenemos que el estudio ha puesto disponible la expansión “The Frozen Wilds“, y obviamente la gran pregunta es, ¿el contenido adicional está a la altura del juego principal? ¿Realmente valdrá la pena? La respuesta es si, “The Frozen Wilds” logra engancharnos nuevamente con un emocionante nuevo capítulo en la aventura de Aloy que me parece tiene tres puntos principales a destacar: su nivel de dificultad, los efectos climáticos y el nuevo árbol de habilidades.

Una nueva región con una nueva tribu

Para empezar deben saber que la expansión no es una secuela ni es contenido individual, en realidad se integra con el juego base y cuenta con una nueva historia que se desarrolla en paralelo a los hechos de la original. Para comenzar a jugar solo deben cargar su archivo guardado y dirigirse a la nueva región en al norte del mapa llamada “The Cut”, aunque deben tener en cuenta que tendrán que haber completado la misión principal “A Seeker at the Gates” y tener como mínimo nivel 30 ya que de lo contrario será muy difícil que logren sobrevivir.

En el helado territorio de “The Cut” se encontrarán con los valientes y expertos en supervivencia clanes de la tribu Banuk que normalmente tienen un vínculo especial con las máquinas, pero que ahora enfrentan una nueva amenaza ya que creen que hay una especie de maldición que causa cambios en el comportamiento de las criaturas, haciéndolas más feroces y peligrosas.

Debido a esta situación Aloy decide intervenir para investigar el asunto, donde continuará la historia que cuenta con nuevos personajes, misiones secundarias y sobre todo con combates muy desafiantes cortesía de las nuevas máquinas.

Aloy cuenta con nuevas habilidades

La jugabilidad es prácticamente la misma del juego base y en realidad no necesitaba cambios, pero se ha hecho una mejora bastante interesante con el nuevo árbol de habilidades llamado “Traveler” que permite desbloquear nuevas cualidades que resultan muy útiles tales como incrementar la cantidad de capacidad del inventario, la posibilidad de deconstruir equipamiento e ítems para obtener shards, reparar máquinas, e incluso saltar desde una criatura y caerle encima a otra para causarle mayor daño.

Sin duda un gran acierto el comentado “Traveler” que hace más eficiente la administración de recursos y que siento debió haber estado desde el inicio en el juego base, así que es una adición más que bienvenida.

También deben saber que el mejor equipamiento solo se puede comprar con “Bluegleam” que son cristales que se encuentran en algunas máquinas y que se obtiene al completar algunas misiones, así que es otro elemento a tener en cuenta al explorar el entorno.

Debo decir que las misiones, tanto principales como secundarias, en general se sienten bien y justificadas, y los enemigos vienen con una dificultad que traen de regreso ese sentido de peligro que se había perdido al tener un nivel alto en el juego base. Las nuevas criaturas son poderosas y hay algunas que ofrecen un verdadero desafío, y por si fuera poco también encontrarán Torres de Control que emanan energía que repara a las máquinas y reduce el escudo de la protagonista.

En cuanto a quejas solo pienso en que me hubiera gustado ver más misiones secundarias y tal vez que se incluyeran personajes secundarios con más presencia.

Sentirán el frío del entorno

Si pensaban que el juego ya lucía espectacular, les agradará saber que “The Cut” se ve aún mejor. Y es que aquí encontramos uno de los puntos más destacados que mencioné al inicio y es el de los efectos climáticos, que nos hace sentir como si verdaderamente estuviéramos en un entorno helado.

Con paisajes dignos de una postal y que sin duda harán que muchos pasen un buen rato en el modo Fotografía, el estudio desarrollador hizo un excelente trabajo con el efecto de la nieve que luce totalmente realista y que personalmente es uno de los mejores que he visto. Notarán cómo afecta el entorno y se logran apreciar detalles como  el hielo que se acumula en la armadura de Aloy.

Además de esto, también se hicieron mejoras en la captura de movimientos, en las animaciones faciales, en las tomas de la cámara e incluso en el lip-sync que fue una de las pocas cosas que se criticaron en la entrega original.

Conclusión

“The Frozen Wilds” llega a complementar el gran juego que es Horizon Zero Dawn con un nuevo capítulo que suma alrededor de 15 horas a la aventura, y aunque el contenido podría considerarse como “más de lo mismo” definitivamente no es algo malo ya que nos permite continuar disfrutando del mundo de Aloy que se vuelve más desafiante y extremo.

Esta expansión es el motivo perfecto para volver a jugar Horizon Zero Dawn, sobre todo para los jugadores de alto nivel que deseaban un mayor reto, y si acaso aún no lo han probado deben saber que también se puso disponible Horizon Zero Dawn Complete Edition que viene con el juego base y este nuevo contenido en un solo paquete.

Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds está disponible en PlayStation 4 (USD $19.99). Copia de revisión facilitada por Sony.